BLOGLOVIN

material joven
¨+ INFO materialjoven@gmail.com

miércoles, 18 de octubre de 2017

Fregado o scouring de telas de algodón


Hola! Lo prometido es deuda! Seguro estás llegando a tu casa y recordaste que hoy Material Joven iba a enseñarte a teñir algodón! Pues bien! Aquí te dejo la primer parte!


Pero para motivarnos comparto dos hermosas fotos de los resultados que obtuve con moras de la calle y cúrcuma ! más la mezclas de ambas o el uso de modificantes del color como el bicarbonato de sodio, pero dejemos eso paramas adelante!




Mientras preparaba el baño para el fregado de mis telas, recolecté estas moras una siesta por la hermosa Corrientes! Para intensificar y volver más romántico mi baño sume unas flores violetas de jacarandá! 🌺 




Ahora bien! Si querés obtener excelentes resultados en el teñido de algodón es necesario que cumplas ciertos pasos. El fregado o "scouring",  como se lo conoce en inglés, es uno muy importante ya que limpia nuestras fibras a fondo! 


Antes de empezar es necesario que tus prendas ya estén lavadas al menos una vez con Jabón o detergente neutro.



Te dejo esta foto suuuper motivadora para que vayas manijeando!  



De izq. a der : resultado de Telas teñidas con mora, primeras fotos tinte modificado con vinagre, segunda con el tinte puro, las verde agua resultaron de la mezcla con bicarbonato de sodio, las verdes son mezclas con cúrcuma y las amarillas finalmente tres tonos de cúrcuma. De Arriba abajo: batista mezcla con poliéster, tela de puro lino y finalmente lienzo puro de algodón.


Ahora bien! Lista para la primer etapa?????


Aquí el paso a paso: 

1.Llene una olla de acero inoxidable con suficiente agua para que las telas estén cubiertas y puedan moverse libremente cuando se añaden a la olla.



 2. Por cada 100 g de productos secos, agregue una taza (60 ml) de agua caliente a una taza de medir y luego agregue 1 cucharadita (5 g) de carbonato de sodio. Revuelva con un pequeño batidor o una cuchara hasta que se disuelva. 


3. Añadir la mezcla de carbonato disuelta a la olla de agua y revuelva. 



4. Agregue las telas a la olla. Lentamente, durante 30 minutos, llevar el agua en la olla a 180 ° F (82 ° C), manteniendo el agua a fuego lento. Manténgalo a esta temperatura durante 30 minutos adicionales, girandolas suavemente de la parte superior a la parte inferior de la olla cada 10 minutos. Asegúrese de que las mercancías permanezcan sumergidas al girar. 



5. Apague el fuego. Deje que las telas se enfríen. Enjuague los productos en agua tibia para eliminar el exceso de carbonato de sodio.


Atención !  Si el agua en la olla es de color amarillo oscuro o marrón después de fregar, repita el proceso!


6. Exprimir el exceso de agua del fregado y ahora si! puede proceder a mordentar las telas o almacenarlas mojadas en una bolsa de plástico o cubeta; en un lugar fresco y oscuro, estarán bien durante 2 a 3 días. Si necesita esperar más tiempo que esto, deje que las mismas se sequen y guárdelas hasta que estén listas para mordertarse



Las telas quedas con un aspecto muy limpio y un ligero aroma a vinagre!







Si querés ver más fotos podés ir a nuestro álbum en la fan page de nuestra comunidad tintórea en Facebook! Material joven!


Aclaración! Esta es una parte de todo el proceso, dedicale dos o tres días para poder llegar a buen puerto! Los pasos no son complicado pero demandan nuestra atención!

Suerte! Y hasta el próximo post: mordentado de fibras celulósicas y vegetales!


martes, 1 de agosto de 2017

Baño proteico de leche de soja para telas de algodón

Hola Comunidad! Antes que nada agradezco la fuerza que la pacha me brinda en este su día para escribir nuevamente y luego de mucho tiempo en el blog. A ella le agradezco todo lo que logré en dos años de Material joven.
 
Para saldar mi cuenta con algunas seguidoras que esperan la nota sobre el baño proteico les paso la receta ya mismito para que cuanto antes pongan manos a la obra!

Lavado de fibras celulósicas. 
Lave sus telas de algodón en primer lugar, pese su tejido en seco y anote la cantidad.
Puede lavar sus telas en un lavarropas automático con un jabón neutro. Realice un enjuague adicional para quitar todo los restos de jabón que pueden quedar en las fibras.
Otra forma de blanquear sus telas y librarlas del apresto que puedan traer de fábrica es lavarlas con agua caliente y carbonato de sodio. Pero esa es otra manera de realizar su pretratamiento para fibras de algodón.

La fibras proteicas como la lana, el pelo, o la seda tienen una química natural con los tintes de las plantas. Cuando relizamos un baño de proteínas de soja a las fibras de celulosa transferimos a éstas propiedades similares a las fibras proteicas que ayudan a fijar  y a tomar mejor el tinte de plantas en telas de plantas.

Usted podría también utilizar leche de vaca, pero en este caso estamos tratando de prescindir del uso y abuso de animales en la industria textil y darle honor al respeto por la madre tierra y todos los seres vivos, utilizando con respeto lo que nos brinda y pone a nuestro alcance. 

Otorgo el total crédito de esta receta a Rebecca Desnos, a quien sigo y admiro por su excelente trabajo en el campo de la tintorería natural y vegana.

La leche de soja contiene hasta 40% más de proteínas y contiene un componente que actúa como agente de unión.
Es mucho mejor utilizar una leche de algunos días, pero cuidado! No utilice leche de soja en estado de descomposición.

Paso a paso

Tener en cuenta  1 litro de leche de soja rinde para bañar y fijar 400 grs de tela o hilo de algodón.

Receta para 1 litro de leche de soja.

Poner en remojo 400gr de porotos de soja en 1 litro de agua durante toda la noche, si puede utilizar agua de lluvia mucho mejor!
En la mañana sus porotos se habrán hidratado, ponga la mitad en una licuadora y agregue un poco más de agua. Licue.
Pase el menjunje por una gasa pañalera o médica para separar la pasta de la leche, apriete y escurra hasta que en la gasa quede una pasta similar al hummus. Reserve.
Licue la otra parte y repita el proceso.
Luego con toda esta pasta sobrante lleve a la licuadora y gregue un poco más de agua  para extraer la mayor cantidad de leche posible.
Repita este paso de licuar el hummus y la leche obtenida hasta cinco veces.


Aclaración 

Los pasos que aquí se describen no son complicados pero llevan mucho tiempo, usted puede bañar con soja sus telas y luego alternar con otro proyecto paralelo de tintes.
El teñido, lavado y mordentado de telas de algodón necesita de tiempos largos para que sus resultados sean exitosos.



              Hojas frescas de eucalipto, bayas de libustrina y hojas secas de nogal.
    

Telas teñidas con plantas silvestres, de izquierda a derecha:  hojas secas de nogal, bayas de libustrina y hojas frescas de eucaliptos.


Baño proteico 

Diluya el litro de leche de soja en cinco litros de agua. Sumerja las telas previamente húmedas y lavadas en el baño, procure que toda la tela quede sumerjida. Deje 12 horas en remojo en este primer baño. En lo posible remueva las telas para que todas las fibras reciban la soja de forma pareja. Recomiendo comenzar este proceso de tardecita para que las telas reciban el baño durante toda la noche y puedan beneficiarse también de las bondades del remojo nocturno.

Quite las  telas de la leche de soja y escurra para quitar todo el exceso de leche posible, puede poner las mismas en un proceso de centrifugado. Atención! No debe enjuagar sus telas! 
Secarlas.
Durante este proceso puede refrigerar su baño de soja en la heladera en bidones de agua vacíos. 
Una vez que sus telas estén secas del primer baño vamos a darle un segundo. No es necesario que estén doce horas, sólo lo necesario para lograr que más proteínas de soja se adhieran a sus telas, en mi caso como no tenia tiempos precisos deje la tela dos horas.  Repita todos los pasos de sumerjido parejo, centrifugado y secado luego realice todo una última vez.
En total vamos a relizar tres baños asique tenga en cuenta estos tiempos para aprovechar al máximo su leche de soja antes de que empiece a despedir aromas fuertes!

Y atención, para que el baño surja efecto es necesario aguardar 1 SEMANA antes de proceder al teñido! Compare las tele von el baño proteico con las que no recibieron el baño y notarás un leve cambi de color, mucho más blanco.


Tip tintóreo:  India Flint recomienda prestar atención a las plantas con aromas ya que son prometedoras de contener un alto poder colorante indicados por la presencia de ácidos y aceites aromáticos. Ejemplos claros son el laurel, la lavanda, el romero, el te negro y el eucalipto.
Ahora sí amiga tintórea a teñir algodón de manera 100% natural! 




sábado, 22 de abril de 2017

Tintes naturales con flora nativa en Uquía, Jujuy

Buen dia! Les comparto la experiencia del workshop con flora nativa de la Que rada de Humahuaca! 
 La mañana empezo muy tranquila, puismos en un tambor gigante las correzas de Aguaribay donde el óxido de hierro  del propio tanque hizo de mordiente y obtuvimos un hermoso marron corteza, a lo cual luego agregamos sulfato de hierro y obtuvimos grises plomos! 

El color más intenso lo obtuvimos con las flores de Suico, las mismitas que fuimos a recoger al campo!  Estaban en su plenitud, el tallos y las hojas bien frescas y verdes! 🍃 

Con estas flores obtuvimos un Amarillo maíz, el más intenso de todos los colores.
Otro amarillo más suave fué el que se obtuvo con las flores de Suncho. 🍃 


Y luego al agregarle como posmordiente sulfato de hierro obtuvimos un verde clarito, casi menta.

Las hojas de chilca que dejamos macerar se llevo al fuego 🔥 y cuando las colamos, el color que veíamos era poco interesante por lo que desistimos de su uso.



Para completar el workshop teñimos distintas gamas de rojos y rosas con cochinilla de México y alrededor de las cálidas fogatas de leña, flores y hojas cerramos la segunda jornada de tintes naturales en Uquía, en la Quebrada de Humahuaca 🌾✋🏾💕










miércoles, 19 de abril de 2017

Tintes naturales con flora nativa de la Quebrada, Jujuy

La tarde del primer día  en Uquía se presentó luego del reponedor guiso que nos prepararon Eli y Rene! 
Pero antes de poder entrarle con todas las ganas salimos a recolectar las especies tintóreas que necesitabamos dejar en maceración para el segundo taller de tintes naturales clásicos con especies autóctonas. Tarea que nos llevó toda la tardecita hasta bien entrada la noche!



Doña Maria, Marisel, Mariela, mi compañero de ruta Nelson y yo nos adentramos a buscar algunas especies que podían darnos tonos agradables teniendo en cuenta el cambio estacional, la madurez de  la planta y el estado de salud en general que encontrábamos. Todo se veía vivo, tanto que hasta manzanas para degustar en el camino pudimos encontrar.


Mi consejo era buscar las que más se propagaban, como la corteza de molle y las flores de suico. 

Antes de continuar quiero agradecer, como siempre, a la maestra tintorera Celestina Stramigioli, ya que con su libro ibamos haciendo estudio de especies! Este libro se basa en el suelo y la flora de Santiago del Estero pero deduciendo su nombre científico podíamos saber si en esta zona andina la especie era la misma o al menos de la misma familia botánica.




Humilde en mis conocimientos de especies de la zona, no dimos dos pasos sin consultar en esta guia necesaria y valorosa. De tal manera que pudimos reconocer que el molle y el aguaribay eran especies que venian de la misma familia, a la vez llamada Molle! 
Luego de nuestra aventura recolectora las plantas elejidas fueron corteza de aguaribay, hojas de molle, corteza de chilca, flores de suncho, tallos, hojas y flores de suico.
A todas estas especies botánicas sumamos la grana cochinilla traída desde Oaxaca, México.
Después de la recolección al fín llegó el almuerzo! 
Cuando tuvimos el corazón contento nos dispusimos en la galería a desprender y separar tallos de hojas, flores, ramas y cortezas... Un trabajo arduo y meditador que realmente después de dedicarle más de cinco horas a esta tarea nos dimos cuenta que se merecía una jornada digna y completa para que todos transiten la experiencia de la elaboración artesanal de tintes naturales. Desde su recoleccion hasta su recocimiento en el campo, pasando por la seleccion, limpieza, clasificación, maceracion y puesta al fuego para su extracción.









Agradezco infinitamente a las personas que se quedaron en esta etapa compartiendo y brindando su compañía incondicional. Rene, Marisel, la barby andina, el gran Pety, Nelson y doña Maria que con su sabiduría nos introdujo en el reconocimiento de plantas para la salud. 
Quedo en evidencia la necesidad de un taller para el reconocimiento del poder curativo de las plantas. Mucho se abarajo sobre las mismas y en todo el momento salia a una conversación en torno a los beneficios de su consumo.



Las manzanas que recolectamos en el camino nos dieron energía para continuar el camino!








Con la maceración de nuestras plantas dimos por finalizado una jornada de intenso trabajo. Aprovechamos  y extrajimos el tinte de algunas cortezas, otras sólo quedaron en remojo y mordentamos lana con lejía que preparamos de las cenizas de un brasero.


Para finalizar Les comparto la receta para la lejía:

Usar la ceniza más blanca que haya en un brasero. Disponer en una olla y agregar el doble de agua. 
Llevar a fuego moderado por espacio de media hora. Quitar del fuego y dejar asentar. Colar el líquido que queda en la superficie. 
Esta es nuestra lejía de textura jabonosa. Su uso se expande desde la limpieza hasta el mordentado de la lana otorgando tonos más brillantes y duraderos durante el teñido.


Con esta receta damos por terminada otra jornada incansable reviviendo el conocimiento ancestral y vivencial que nos regala el maravilloso mundo de los colorantes naturales y sobre todo disfrutando de la calidez y sabiduría de mucha buena compañía. 💕









lunes, 17 de abril de 2017

Indigo en la Cooperativa Sasakuy, Uquía. Quebrada de Humahuaca.

Llegar de noche a Humahuaca es como adentrarse en el descanso y el sueño reparador para despertar a una nueva experiencia a través tintes naturales.
Fuimos recibido con la calidez familiar que una gran familia pueda darte! Esa noche llegamos y fuimos directo a dormir para levantarnos muy temprano, Mariela la dueña de casa, artista de la danza, y socia activa de la cooperativa Sasakuy.
El contacto directo con las fuentes naturales de color se presento en las primeras horas de la mañana, mientra el sol comenzaba a pintar las montañas de mas altura salimos a recojer flores de suncho en los valles mas cercanos.


La experiencia natural continua en el mercado local de humahuaca donde conseguimos las banas y los limones para el taller! 
Un lugar increíble al que fue complicado volver por temas de horario. 
Luego buscamos a Maria, una sra coya que todo el camino nos relato como marcharon en ceremonia ancestral para denunciar el exterminio que sufrieron los indigenas en el dia de la memoria, era 24 de
marzo.
Todo el camino fue un esplendor, manejaba el pety, a quien habiamos conocido un par de horas antes, un artesano textil, tejedor, conocedor del lugar de abuelos bolivianos, y esposo de Mariela, tambien estaban en el auto paxi, la hija menor, pequeño ser muy inteligente y compañera, estuvo en todo el momento viendo el trabajo que hacíamos.
La cooperativa Sasakuy se nos presenta imponente, bajando desde la quebrada del margen derecho una vez pasada la entrada al pubelo de Uquía.









En el lugar nos reciben tres cachorros negros y una pareja Rene y Eli. Toda la galeria que rodea la cooperativa se encuentra sitiada con instrumentos de tejedores, telares, y miles, miles de lanas, t ñidas, crudas, de distintos cabos, gruesas , finas, de aqui y de allá. De la emoción lloré, no habia visto nada parecido desde Teotlitán del Valle, en México.
Luego de dar un merecido recorrido con el tiempo justo pero sin correr, comenzamos el primer taller de índigo natural y técnicas shibori. Siento como la pachamama abraza el conocimiento traido desde los hermanos zapotecas hasta las altas montañas jujeñas. Muy atento y en concordancia con el ritmo del viento se suceden las primeras experiencias textiles al son del tono azul.










Pueden encontrar todas las fotos en un álbum dentro de nuestra comunidad tintórea en Facebook Material Joven.






 


miércoles, 4 de enero de 2017

Workshop de índigo natural y técnicas shibori en Casa Abre!




Buenos días!! aqui les traigo las fotos y comentarios sobre el único workshop de índigo que alcanzamos a hacer en el 2016!! Esta vez las chicas de Abre indumento nos abrieron las puertas de Abre Casa!






Entre las varias propuestas de publicidad que ofrecimos se encontraba este bello vartel anunciando el pronto taller en la casa!



Desde la Vidriera podía apreciarse el diseño de las chicas junto a una sugerencia de ITAJIME SHIBORI realizado por mi para alguna muestra de arte.

Amamos la  casa Abre por ser un espacio abierto de creación donde las diseñadores e invitados como el caso de Material joven encontramos un lugar para aprender, vestir, lucir y vivenciar todo el proceso creativo de los textiles!








El workshop comenzó a las 10 pm, cinco fueron los finalmente confirmados al taller luego de una gran lista de interesados. 
Comenzamos recorriendo la historia del índigo, de la mano de el gran libro azul de Catherine Legrand!

Como sabrán hay muchos talleres de shibori en Bs As, pero ninguno recorre estas técnicas de la mano de su elemento tintóreo por excelencia, el Indigo,

Me refiero a preparar la piedra de color, forma en la que se comercializa mundialmente ya que como sabrán el color sale de las leguminosas indigóferas.

Mucha magia color cielo y mar se funden en estas técnicas, el shibori es el término japonés para esta técnica proveniente de Japón. En otros lugares la técnica cambia de nombre y se diversifica en otras formas, colores y teñidos. En Kutch, India la técnica de amarre se realiza en forma minuciosa y adquiere el nombre de Bandhani. 






" La costura es una técnica de shibori, se la llama NUI SHIBORI y se realizan puntadas en liíneas contrarias a las que se quieran obtener,por ejemplo si usted quiere un diseño a lo largo de una chalina deberá realizar la puntadas en sentido contrario, perpendicular al que uno desea."









Amarre simple para obtener un diseño de argollas, este diseño es el que mas se expandió por todos los continentes.
En libros de historia se datan de que los MAPUCHES en la Argentina realizaban sus ponchos con técnicas de amarre para obtener un patrón de argollas en sus diseños.





Esta técnica de amarre que genera un diseño de argollas según la cantidad de zona que usted reserve en Japón se llama Kanoko Shibori, mientras que en India lo llaman Bandhani.




El prensado es la técnica shibori por excelencia. Este estilo se llama ITAJIME SHIBORI y se realiza reservando la pieza textil con bloques de maderas y luego prensado o atando con mucha fuerza para evitar la penetración del tinte en este sector.
Consideremos que los Japoneses aman el diseño prolijo y parejo. 






Esta técnica es KUMO SHIBORI, se toma un extremo de la tela y se anuda hasta donde se desee del otro extremo, el diseño obtenido es un patrón similar a las telarañas.






Luego de la teoría y la práctica de las técnicas shibori nos dirigimos  a la terraza donde armamos nuestra tiendita de teñido, algo asi como una gran lona donde íbamos reposando las piezas teñidas esperando que viren del verde al azul, proceso natural del teñido con Índigo!















Es inevitable que corra tinte azul por todos lados!










Las piezas colgadas se ventilan y de esa manera se refleja el diseño obtenido.








Aquí seguimos el proceso de Silvio Sierra al abrir una pieza con ITAJIME SHIBORI. 






Pueden apreciar como el color vira del verde al azul!











Despliegue y descubrimiento!






El diseño de Silvio volviéndose totalmente azul!






Ana Armendariz sorprende con un gran diseño concéntrico, estilo Kumo shibori!












KUMO SHIBORI, Resultado!






KANOKO SHIBORI, o diseño de argollas, RESULTADO!







Otro patrón del ITAJIME SHIBORI, resultado!




Para conocer más sobre las técnicas shibori pueden visitar la nota del blog.
Pueden encontrar recetas de índigo en español e inglés en la web.
Les dejo esta nota sobre "El índigo como material plástico"  

Gracias por seguirnos!!!
Gracias a ABRE INDUMENTO por el espacio y la buena onda!